LAS METAS Y OBJETIVOS COMO HERRAMIENTA PSICOLÓGICA

 

Para cualquier situación en la vida es una herramienta fundamental el fijarse metas y objetivos para alcanzar, ya que nos ayudan a la hora de motivarnos hacia aquello que queremos conseguir.

 

Tenemos que distinguir, no obstante, entre meta y objetivo, ya que el objetivo debe ser a corto o medio plazo y la meta, a un plazo más largo, la consecución de dichos objetivos intermedios. Los objetivos y las metas nos permitirán progresar deportivamente, ya que ponen en relieve aquello que debemos hacer, canalizando nuestras energías hacia ellos, lo que a la vez nos refuerza la autoconfianza y desarrolla la resistencia a la frustración. No es lo mismo estar esforzándose para algo cuya recompensa llegará muy a largo plazo como esforzarse en algo cuyo resultado veremos a corto o medio plazo, aumentando la motivación y la perseverancia. Esto conlleva importantes beneficios, ya que transforma la actividad en constante desafío personal, aumenta la motivación y las expectativas de logro, y reforzando la confianza en sí mismo, todos factores fundamentales en el rendimiento deportivo.

 

 

Para los tenistas, y los deportistas en general, una herramienta que puede ayudar a maximizar el esfuerzo es plantearse objetivos y metas al comienzo de una nueva etapa, ya que permiten focalizar el esfuerzo y la energía en aquellos puntos a reforzar, potenciando así el rendimiento deportivo y el desarrollo personal.

 

 

Voy a poner un ejemplo sencillo de diferencia entre meta y objetivo, que permita de un modo muy simple entenderlo.

 

Imaginemos un tipo de bola que siempre nos resulta difícil devolver, lo que nos genera frustración y desesperación, vamos a fijar objetivos y finalmente una meta con respecto a esa bola en concreto.

 

OBJETIVOS

Realizar entrenamientos de esa bola sin perder la calma, enfocando al máximo posible nuestra atención en el juego de pies, la postura, el movimiento del brazo, hasta automatizar todo el golpe. El objetivo no será obviamente que todas las bolas las consigamos realizar perfectas, si no que un porcentaje alto de ellas sean buenas y sobre todo que nuestra actitud cuando no lo sean no cambie, que siga siendo positiva, que lo sigamos intentando, hasta que dicha bola no nos genere ansiedad ni frustración (no somos perfectos), estamos automatizando movimientos y sensaciones.

 

META

La meta unida a estos objetivos es obviamente que dicho tipo de bola deje de ser un problema, ya que si hemos conseguido automatizar el golpe y resistido la frustración que nos generaba, esa bola dejará de ser un problema para ser una parte más de nuestra técnica de juego.

 

¿Cómo deben plantearse las metas y los objetivos? 
 

  • Ambos deben ser específicos, referirse a algo puntual y no general, los objetivos a corto y medio plazo y las metas a un plazo más largo. 
  • Tienen que implicar una dificultad pero a la vez ser realistas, ser un desafío pero no un imposible. 
  • La consecución de las mismas deberá depender siempre del trabajo del deportista (con la ayuda del entrenador, pero con el esfuerzo personal del tenista) 
  • Tienen que poderse medir, ya que necesitamos poder observar si se cumplen o no y necesitan ser algo concreto para que el deportista no pueda evadirse de ello y evitarlo. 


En resumen, fijar metas y objetivos nos ayudará a gestionar la frustración y mejorar la autoconfianza, ambas cosas fundamentales en el desarrollo de cualquier deporte
 

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Luz Rodriguez Gonzalez

Llamar

E-mail